Evolución de las manetas de cambio

Fecha: 21/09/2009
Archivado en: [ Productos ]

La tecnología ha llegado al mundo de la bicicleta de un modo bestial. Primero introdujeron los cuadros de aluminio para que la bicicleta fuese más ligera y poder desarrollar mayor velocidad (por cierto, costaban una pasta), luego llegó el cuadro de fibra de carbono, todavía más ligero y resistente, y así se fueron sucediendo las mejoras en todos los componentes de la bicicleta. Y, claro, unos de eso componentes, fundamentales, son la manetas de cambio, que han cambiado un montón.

La primera bicicleta que tuve no tenía ningún tipo de maneta ni de cambio, y claro no veas que sufrimiento suponía tener que subir una pequeña cuesta, sin poder echar mano de un diente de más en el piñon superior ¡Qué sudores! Luego llegaron los avances técnicos y ahora hay que diferenciar entre los que tiene las bicicletas de carretera y las de montaña.

Manetas de carretera
Recuerdo que la primera bici que tuve de carretera, que era un hierro por cierto, y pesaba como un muerto (era un suplicio descolgarla de la pared para poder ir a entrenar) tenía las típicas manetas en forma de cucharilla, de esas que te dan con las tarrinas de helado. Iban atornilladas al cuadro a ambos lados y una servía para cambiar la corona y otra los piñones. Tampoco es que funcionasen muy bien, no te vayas a creer. De hecho, era súper incómodo tener que agacharse para cambiar, mientras estabas pendiente de que el que iba detrás de ti no te pasase. Aunque claro, era mucho mejor que no tener ni un piñón de más con el que relajar.

Luego surgieron la que iban integradas con el freno e iban en el manillar. ¡Toma ya!, menudo lujo, ya no había que agacharse simplemente con tocar un botoncito o girar un poco el freno ya lo tenías. Todo muy sencillo, pero no os creáis que fue tan fácil hacerse con ellas, como todo valían carísimas y sólo las veía por la tele, ¡qué grande ese Indurain! La última innovación son los cambios electrónicos que ha presentado la marca Shimano, y esos ya sí que son prohibitivos. Pero son el futuro.

Mountain bikes

No todos los avances se han ido para la bicicleta de carretera, también la invasión de las mountains bikes ayudó a que se pusieran a la par de las de carretera. La verdad es que yo no he sido nunca muy partidario de las de montaña, me parecen un rollo que no veas, pero bueno, sus manetas y su materiales, como los otros han evolucionado.

De la pequeña ruedecita en el manillar se ha pasado ha llevarla integradas en la propia empuñadura, algo un tanto peligroso, no habré metido yo pocas veces un diente de menos subiendo una cuesta. Resultado: igual que subir un pared. Ahora los electrónicos también se están empezando a llevar, aunque menos porque el sufrimiento de un cambio de montaña es mucho mayor que la de carretera y si cae en manos como las mías mucho más.


Comentarios

Aún nadie ha comentado esta noticia. ¡Sé el primero!

Introduce aquí tu comentario
No se permite código HTML
Validación

Introduce el texto que aparece en la imagen. No se distingen entre mayúsculas y minúsculas

Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.

Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.

Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.



O si deseas que tus comentarios aparezcan como usuario registrado, accede a tu cuenta:

E-mail
Contraseña

Si aun no estás registrado utiliza el formulario para nuevos usuarios