Hormigón para separar al ciclista del tráfico

Fecha: 22/02/2010

  Por ALMUDENA MARTIN (BICICLETA.ES)

Todo está casi a punto para que Buenos Aires inaugure en los próximos días 25 nuevos kilómetros de carriles bici. Ciclovías que se incluyen dentro de un plan del gobierno porteño que dará a la ciudad un total de 100 kilómetros en 2010. Diseñadas para circular en ambos sentidos con una anchura de entre dos y tres metros, la mayoría de estas ciclovías están siendo construidas fuera de las avenidas más concurridas de la ciudad y su diseño incluye un cordón de cemento pintado de amarillo que separa a los ciclistas del resto del tráfico.

 

Ciclovias en Buenos Aires, Argentina

En Buenos Aires circulan diariamente entre 80.000 y 120.000 bicicletas junto a 1.800.000 vehículos, y el 60% de los desplazamientos son de menos de cinco kilómetros. El problema viene cuando los conductores no reconocen a la bici como un actor más en el tránsito, mientras que muchos ciclistas no respetan las normas. La solución: separarlos con carriles bici protegidos.

Guillermo Brambati es subgerente de Seguridad Vial del Cesvi y apoya la construcción de este tipo de ciclovías protegidas: “en una ciudad como Buenos Aires, la convivencia del automóvil con la bicicleta no se da de una manera muy sana; pintar una senda compartida, que rápidamente es vulnerada por el auto, no es nada seguro”.

Si bien muchos ciclistas se animan a subirse a la bicicleta porque consideran los carriles bici una forma segura de pedalear (el 61% de los encuestados en la capital argentina, así lo aseguran), otros usuarios de las dos ruedas no piensan lo mismo, y defienden su derecho de integrarse con el resto de tráfico. Eso sí, siempre que los automovilistas respeten al ciclista y reduzcan su velocidad.

La mejor vía ciclista es la que no hace falta, pero nuestra cotidianidad marca otra realidad”, explica la Asociación de Usuarios de la Bicicleta de Buenos Aires (ACU) en su web. Si bien los usuarios porteños ven bien la segregación de trayectorias entre vehículos de diferente tipo y velocidad, la pacificación del tránsito sigue siendo la principal medida que ayudaría a la bicicleta a integrarse en la trama viaria. Así, “circular en bici sería mucho más placentero y seguro, y muchas veces resultaría innecesaria la infraestructura cicloviaria”.

Con todo, lo importante es que el Gobierno de Cristina Kirchner se está poniendo las pilas y, siguiendo el ejemplo de otras ciudades latinoamericanas como Bogotá -que ya cuenta con 350 kilómetros de ciclovías-, comienza a apostar fuerte por la bicicleta.

¿Qué te parece el plan de ciclovías de Buenos Aires? ¿Te sientes más seguro en un carril bici?


Comentarios

Aún nadie ha comentado esta noticia. ¡Sé el primero!

Introduce aquí tu comentario
No se permite código HTML
Validación

Introduce el texto que aparece en la imagen. No se distingen entre mayúsculas y minúsculas

Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista.

Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados.

Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.



O si deseas que tus comentarios aparezcan como usuario registrado, accede a tu cuenta:

E-mail
Contraseña

Si aun no estás registrado utiliza el formulario para nuevos usuarios